RSS

Televisìon

  LEDS.

Los televisores Plasma son Televisores planos, con características similares a todos estos televisores. Es decir, consumen menos electricidad que un CRT, no parpadean, ocupan – obviamente – menos espacio. Los televisores plasma empiezan desde las 40” hacia arriba (por eso no vemos monitores de PC utilizando esta tecnología) y a pesar de ofrecer una calidad similar a los LCDs, utilizan una tecnología diferente: el Display está compuesto por pequeñas células entre los dos paneles de vidrio, que contienen una mezcla de gases nobles.

Ventajas: La calidad de los colores es superior a la mayoría de LCDs, como lo es la calidad de colores negros. Tampoco sufren del problema de “ghosting”, que vemos en algunos antiguos LCDs. Mejores ángulos de visibilidad (es decir, podemos sentarnos a los lados del televisor, sin tener mayores problemas en poder ver la imagen). Menor precio.

Desventajas: Necesitan un cuarto especial para el  televisor, ya que reflejan más brillo que un LCD. Además, no trabajan en altitud, debido a los cambios de presión en los gases. En modelos anteriores, los Plasma eran más susceptibles al “burn in” – lo que sucede cuando dejamos una imagen congelada por mucho tiempo en el televisor y está queda “quemada” en pantalla – problema que ha sido prácticamente resuelto con los avances de la tecnologia

LCD

LCDs, o Liquid Crystal Displays, son también pantallas planas, pero a diferencia de los Plasmas, tiene cristal líquido capaz de orientar la luz a su paso entre los vidrios. A diferencia de los Plasma, los LCD son utilizados en todo tipo de dispositivos; desde relojes, pasando por cámaras digitales, a televisores, monitores, laptops, y por supuesto, celulares.

Ventajas: Disponibles en una gran variedad de tamaños. Mantienen mejor calidad y brillo en ambientes iluminados. Más livianos que los Plasma, mejor resolución (cuando los comparamos a televisores plasma del mismo tamaño).  Consumen menos electricidad.

Desventajas: No ofrece el mismo nivel de calidad en colores ni negros que un Plasma. Los LCDs inicialmente mostraban un problema con tiempos de respuesta, lo que ocasionaba el “ghosting”  –  Tomemos cualquier película de acción, y fíjense en una escena particularmente frenética. Si los movimientos son muy rápidos, puede que el objeto que se esté moviendo deje un “rastro” detras suyo, lo cual se ve mal. Este problema, al igual que los Plasma con el burn in, ha sido arreglado

Plasma vs LCD

Si bien ambas tecnologías muestras suficientes similitudes como para considerar ambos como posibles televisores, hasta hace poco, la mejor experiencia, sobre todo si teníamos un ambiente acondicionado para el televisor, era con la tecnología de los plasma. Dado la mejor calidad de colores y mayor contraste (para producir un color negro que realmente parecía negro, no un gris oscuro), el plasma era el que ofrecía la mejor calidad en pantallas. Pero por supuesto, sólo si teníamos la posibilidad de acondicionar un cuarto como Home Theater. El LCD, que poco a poco ha ido alcanzando los niveles de calidad del plasma, tiene una enorme ventaja: su versatilidad de adaptarse a cualquier ambiente sin mayores problemas

Lo cierto es que la mayoría de fabricantes ha dejado de lado los televisores Plasma, para centrarse en LCDs (aunque Panasonic y LG siguen lanzando varios modelos), gracias a los enormes avances que están teniendo los LCDs, gracias a las tecnologías que mencionaremos a continuación:

LED

No es una tecnología diferente, sino una tecnología de iluminación nueva para LCDs.

No, no son “LED TVs”, sino, “LCD TVs con iluminación LED”…. pero obviamente, qué nombre suena mejor para marketear?

En lugar de utilizar tubos fluorescentes – la manera tradicional de iluminar una pantalla de cristal líquido – utiliza luces LED (Light Emiting Diode). La gran ventaja de este nuevo tipo de iluminación, es que puede llegar a niveles de brillo antes inalcanzables con los tubos de fluorescente, además de conseguir un contraste mayor, mejor color, y una calidad que rivaliza con los televisores plasma. En pocas palabras, gracias al LED backlighting, los LCDs pueden obtener todas las ventajas de un televisor Plasma (riqueza en colores, y profundidad en el color negro), manteniendo todas las ventajas del LCD.

Otra gran ventaja es que, usando el tipo de iluminación en las esquinas –el otro tipo de iluminación, es la directa – , podemos obtener televisores ultra-planos, perdiendo, sin embargo, la posibibilidad de “oscurecer” partes de la pantalla para lograr mejores negros, que sí puede conseguirse con la iluminación directa.

Los LCDs con iluminación LED son un intermedio entre lo que hemos tenido ya por varios años, y lo que está por venir, los OLED, OEL o AMOLED displays, que veremos a continuación.

OLED

Ahora, por fin, entramos a un tipo de pantalla totalmente diferente. OLEDs (Organic Light Emitting Diode) son una tecnología totalmente diferente, pues la pantalla entera está compuesta de estos LEDs que son capaces de producir luz cuando se les aplica corriente eléctrica.

Es decir, cada uno de los pixeles (o “puntos”) en nuestra pantalla se ilumina  (y puede apagarse) por su cuenta, a diferencia de los LCDs que requieren iluminación trasera (vía LEDs o fluorescentes, como ya hemos visto).

Ahora, esto puede no sonar como gran cosa, pero lo cierto es que es un gran avance en las pantallas. Por qué? Para empezar, significa que aquí obtenemos negros “verdaderos”: basta con no transmitirle corriente al pixel, y este permanecerá apagado. Esto también significa, por supuesto, que el consumo de energía será menor.

Debido a que la variedad de colores es mayor, y tienen un mayor contraste que los LCDs, una pantalla OLED parecer ser más brillante.

En pocas palabras, la tecnología OLED para televisores planos se deshacen de todas las limitaciones que presentaban los televisores LCD, y al mismo tiempo, traen consigo una mejor calidad de imagen.

Este video del Google Nexus One (que utiliza una pantalla AMOLED), hace un buen trabajo en explicar la calidad de este tipo de pantalla:

fuente:http://www.arturogoga.com/2010/02/15/nuevas-tecnologas-para-televisores-led-oled-amoled/

 
 

                            Televisión 3D

La Televisión 3D se refiere a un televisor que permite visualizar imágenes en 3 dimensiones, utilizando diversas técnicas para lograr la ilusión de profundidad. Todo proceso que permite crear imágenes en 3D se conoce con el nombre de estereoscopía, y fundamentalmente se basa en el principio natural de la visión humana, en donde cada uno de nuestros ojos capta en un mismo instante una imágen ligeramente diferente a la del otro ojo, debido a la distancia que los separa. Ambas imágenes son procesadas por nuestro cerebro, permitiéndonos observar el mundo en 3D, tal como lo conocemos. Si bien la televisión comercial en 3D es relativamente nueva, las técnicas de visualización estereoscópicas son tan antiguas como los orígenes de la fotografía. Las imágenes de video proyectadas por un televisor en 3D (así como otros sistemas estereoscópicos como el Cine 3D), son creadas con el mismo principio: una escena es capturada a través de 2 cámaras ligeramente separadas, y luego es proyectada, utilizando lentes especiales de manera que cada imagen sólo sea vista por uno de nuestros ojos.

En la industria del 3D existen dos grandes categorías de lentes 3D: los pasivos y los activos.

Los anaglifos fueron durante décadas los lentes pasivos más populares. Los lentes anaglifos utilizan filtros de color (rojo–azul, rojo–verde o bien ámbar–azul), los que permiten visualizar imágenes distintas en cada ojo, dando así un efecto de profundidad relativamente convincente. Hoy en día se utilizan lentes pasivos polarizados, principalmente en salas de cine 3D. Estos lentes filtran las ondas de luz provenientes desde diversos ángulos de la pantalla, permitiendo que cada ojo por separado reciba sólo la imagen polarizada que le corresponde. Estos lentes fueron inmediatamente más populares que los anaglifos debido a que no utilizan filtros de color que pudiesen distorsionar el color original de la imagen.

Los lentes activos utilizan tecnología de cristal líquido LCD, y son un componente fundamental. Éstos poseen sensores infrarrojos (IR) que permiten conectarse de manera inalámbrica con el televisor 3D. En este sistema, las dos imágenes no se muestran al mismo tiempo, sino que se encienden y apagan a alta velocidad. Los lentes de cristal líquido se van alternando entre un modo “transparente” y un modo “opaco” al mismo tiempo que las imágenes se alternan en la pantalla, es decir, el ojo izquierdo se bloquea cuando la imagen del ojo derecho aparece en la televisión y viceversa. Esto ocurre tan rápido que nuestra mente no puede detectar el parpadeo de los lentes.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Televisi%C3%B3n_3D

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: